Investigadores de la Facultad de Medicina de la UC San Diego informaron el 18 de diciembre de un pico “sin precedentes” en la carga viral de COVID-19, esto lo obtuvieron en las muestras de aguas residuales que se recogieron en Point Loma, la principal instalación de tratamiento de aguas residuales del condado de San Diego.

Se detectaron las variantes Delta y Omicron del virus en las muestras recogidas. Según la Dra. Wilma Wooten, responsable de salud pública del condado de San Diego, esto confirma los informes anteriores sobre la circulación de Omicron en las comunidades del condado.

Los excrementos de casi dos tercios de los residentes del condado van a parar a la principal instalación de tratamiento de agua del condado localizada en Point Loma. Los investigadores afirman haber encontrado suficiente virus COVID-19 entre las muestras recogidas para predecir el número de casos de COVID-19 de la región hasta tres semanas antes de los informes de diagnóstico clínico.

Lo encontrado en aguas residuales recogidas por los investigadores de la UCSD sirve como sistema de alerta temprana para la población. Los investigadores afirman que los individuos infectados eliminarán el virus en sus heces antes de experimentar los síntomas. Según Rob Knight, profesor y líder en la investigación de aguas residuales en la Facultad de Medicina de la UC San Diego, dijo que los resultados descubiertos el viernes fueron los más pronunciados que el equipo ha encontrado desde que comenzaron a realizar las pruebas en el verano de 2020.

Las muestras de aguas residuales se llevan a un laboratorio en el campus de La Jolla para analizar el virus COVID-19, junto con las muestras recogidas en más de 350 edificios del campus. Todas las muestras positivas se secuencian para rastrear las variantes virales.

Los investigadores instan a la gente a vacunarse o a recibir refuerzos. También recomiendan al público que descargue el sistema de notificación de exposición CA Notify en los teléfonos inteligentes, que limite el tiempo que pasa en el interior o sin máscara con otras personas, y que tome medidas para mejorar la ventilación interior y la filtración del aire. Recientemente, California volvió a imponer la obligación de utilizar mascarillas a todos los residentes, independientemente de su estado de vacunación.

“Además, cada persona en el condado de San Diego necesita tener un umbral bajo para las pruebas ahora mismo”, dijo Christopher Longhurst, director médico, y director digital de UC San Diego Health, en un comunicado. “No espere. Si sientes los más mínimos síntomas si crees que podrías haber tenido contacto con alguien con COVID-19 si te has reunido en multitudes sin mascarillas si estás planeando una reunión – hazte el examen, examen examen.