Un marine de Camp Pendleton enfrenta cargos por intentar llevar a dos indocumentados de la frontera a Los Ángeles en navidad, por una oferta que dijo que encontró en redes sociales que ofrecía $1,000 dólares por transportar a cada migrante.

Ángel Jesús Morales Gaitán, asignado a un batallón de infantería de marina en Camp Pendleton, se encuentra libre bajo fianza de $10,ooo dólares pero deberá presentarse a una audiencia preliminar esta semana y a enfrentar formalmente cargos el 20 de enero.

Los dos migrantes que transportaba el infante de marina cuando lo detuvo la patrulla fronteriza, Brayan y Erika, son testigos de cargos contra Morales y un juez fijó fianzas de $5,000 dólares a cada uno.

De acuerdo con documentos que obtuvo El Latino en la corte federal, la patrulla fronteriza detuvo a Morales el 25 de diciembre cuando conducía un vehículo sospechoso por Campo, unas 60 millas al este de San Diego.

Un agente dijo que informó sobre ese vehículo y más adelante lo detuvo otro patrullero, quien notó que dos personas que viajaban en el asiento trasero trataban de esconderse.

Los dos pasajeros aceptaron que eran indocumentados.

Morales Gaitán dijo por su parte que decidió recoger a ambos migrantes para llevarlos en su vehículo hasta el área de Los Ángeles.

Según dijo el marine, había encontrado una cuenta en la red social de Instagram en la que ofrecían $1,000 dólares por transportar personas de la zona fronteriza a Los Ángeles.

Se desconoce si el 25 de diciembre fue la única ocasión en que el militar condujo personas desde la zona de la frontera.

Morales Gaitán y el testigo Brayan se encuentran libres bajo fianza pero la testigo Erika Elizabeth continúa detenida son poder pagar la fianza.