Un par de aspirantes latinos se han presentado como los primeros candidatos a sustituir en la asamblea estatal a la saliente legisladora por el distrito 80, que incluye a Chula Vista, Lorena González.

Georgette Gómez y David Álvarez, ambos ex regidores de San Diego y ambos demócratas, anunciaron por separado su intención de ocupar el puesto en la cámara baja estatal.

La elección especial, que tendrá lugar el 5 de abril, se perfila como una contienda entre aspirantes latinos por ganar un electorado de mayoría claramente latina.

Casi 7de cada diez electores en el distrito 80 son latinos, Los votantes latinos suman el 69.4 por ciento y triplican a los blancos, que tienen el 23.1 por ciento. Asiáticos, afroamericanos y nativos americanos integran el restante electorado.

Algunos actuales asambleístas también demócratas del condado de San Diego se adelantaron a expresar su apoyo a Gómez, quien destacó como dirigente ambientalista antes de ser concejal de la ciudad de San Diego.

“En estos tiempos, nuestra comunidad necesita líderes latinas audaces y visionarias como Georgette Gómez para luchar por la justicia, las oportunidades y el futuro más brillante que toda familia del sur del condado merece”, dijo por su parte la supervisora del condado Nicole Vargas.

David Álvarez por su parte comenzó a enviar a sus simpatizantes correos electrónicos en los que incluye desde ahora su logo de campaña en tonos de azul con un puño izquierdo en alto.

“Me postulo con orgullo para esta elección especial y espero que me permitan seguir comunicándome con ustedes sobre nuestra campaña de base. Estoy comprometido a trabajar arduamente y traer mi experiencia orientada al servicio a Sacramento para ayudar a marcar la diferencia en California”, declaró Álvarez en escrito.

Georgette Gómez dejó en el 2020  su puesto como concejal de la ciudad para contender sin éxito como aspirante al congreso.

David Álvarez fue concejal de San Diego entre el 2010 y el 2018. Tambin fue candidato a la alcaldía de la misma ciudad.

Lorena González anunció la semana pasada su retiro de la asamblea o cámara baja para ocupar el cargo de presidenta de la Federación Laboral de California, la filial estatal de a poderosa AFL-CIO.