SAN DIEGO.- El jefe del Departamento de Policía de San Diego, David Nisleit y el alcalde de la Ciudad de San Diego, Todd Gloria, externaron preocupación por el reciente aumento de tiroteos mortales.

La inquietud tiene una razón: del 1 de enero a la fecha, se han registrado en la ciudad 9 tiroteos fatales, pero no una explicación clara: Podría por frustración, el desempleo generado por el COVID-19, a causa de violencia doméstica, por multiples causas no suficientemente claras, reconoció el Jefe de Policía, Nisleit, ante la pregunta de una repotrera en conferencia de prensa.

No obstante, el jefe policaciaco y el alcalde Todd Gloria, coincidieron en la importancia de la colaboración de la comunidad para contribuir a detener los homicidios violentos en los que ha concurrido las armas de fuego y anunciaron la creación de un “Frente Unido contra la Violencia”.

Esto tiene que parar, indicó Nisleit

La inquietud expresada por el jefe de policía y el alcade de San Diego coincide, además, con las cifras reveladas en los últimos tres años por la Asociación de Gobiernos de San Diego (SANDAG).

Y es que de acuerdo con el informe de medio año de esta agencia, de enero a junio de 2019, fueron registrados en la región San Diego 48 homicidios en que se involucran armas de fuego y aunque disminuyó a 38 en 2020, volvió a subir a 54 casos fatales, durante el primer semestre de 2021.

En el mismo período, esta tendencia se observó también a nivel nacional, pues los homicidios relacionados con las armas de fuego aumentaron en 15% durante la primera mitad de 2020, en medio del impacto emocional causado por la pandemia de COVID-19.

Destacó el trabajo desplegado por la corporación

Sean Elo-Rivera, actual presidente del Concejo Municipal del gobierno de la ciudad de San Diego y regidor por el Distrito 9, destacó el trabajo realizado por los elementos que integran la corporación, pese al riesgo que enfrentan en el cumplimiento de su responsabilidad.

Pero no se crea que solo en la ciudad de San Diego se ha observado este fenómeno creciente de homicidios en el que se involucra a incidentes fatales con armas de fuego.

Así, en la ciudad de Chula Vista, un oficial de alto rango del Departamento de Policía de esa ciudad, reconoció que en la corporación recibieron, el año pasado, alrededor de nueve reports de incidentes que involucraron armas de fuego, aunque la mayoría no tuvieron, por fortuna, consecuencias fatales.

Vale recordar que la ciudad de Chula Vista es la segunda en población en el condado de San Diego y solo como muestra de que esta inquietud surgida en las propias corporaciones policiacas de algunas ciudades de California y el país.

Para muestra, un botón basta

Baste mencionar que en el adelanto o ‘budget’ donde se da cuenta de las personas que en un día reciente (elegido al azar)  se presentaría ante la Corte de Chula Vista para escucha la lectura de cargos o audiencias preliminares, más del 80 por ciento de los indiciados enfrentaban cargos por homicidio con arma de fuego.

Otro dato relevante es que en la segunda quincena de abril de 2021, a raiz de tiroteos fatales ocurridos en Boulder, Colorado y en Atlanta, Georgia, el presidente Joe Biden pidió al Congreso de Estados Unidos prohibir la venta de los rifles de as alto  y poner fin a la verificación  de los antecedentes de las personas que adquieren estas armas de fuego.

El alcalde de San Diego, Todd Gloria, compartió la inquietud del jefe David Nisleit, respecto al reciente aumento de homicidios que involucran armas de fuego y anunció la integración de un Frente Unido contra la Delincuencia. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.
Sean Elo-Rivera, actual presidente del Concejo o Municipal de San Diego y regidor por el Distrito 9, destacó el trabajo realizado por los elementos que integran la corporación, pese al riesgo que enfrentan en el cumplimiento de su responsabilidad. Foto: Horcio Rentería/El Latino San Diego.