Las autoridades fronterizas han reducido de 10 a solo 4 carriles el ingreso de Tijuana a San Diego por los carriles de acceso rápido, en un intento por prevenir que más migrantes, entre ellos cada vez más rusos y ucranianos, quieran ingresar al país a entregarse para solicitar asilo.

La oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) informó que un flujo creciente de ciudadanos ucranianos y rusos ingresa por la garita de San Ysidro en vehículos usados adquiridos en Tijuana para entregarse a oficiales federales a quienes informan que buscan asilo.

CBP impuso una operación tipo embudo, en la que los vehículos que se aproximan a la garita por ese sector ahora solo pueden acercarse por 4 filas; fueron suprimidas otras 6. Y quienes se aproximan deben mostrar, desde antes de llegar a la marca fronteriza, identificaciones que les autorizan asar ese acceso. 

Solo después de cruzar literalmente la franja fronteriza, los vehículos se encuentran con los antes habituales diez carriles vehiculares de ingreso.

Los agentes impiden el paso de vehículos en lo que viajan personas que fallan en mostrar las identificaciones. 

Con este operativo las autoridades tratan de reducir el flujo de migrantes incluidos rusos y ucranianos que han incrementado su cruce en busca de asilo.

Desde que comenzó el año fiscal el primero de octubre y hasta enero, cruzaron la frontera en autos usados para entregarse en busca de asilo 6,400 rusos y por lo menos 1,000 ciudadanos ucranianos.

CBP carece todavía de estadísticas posteriores a esas, pero un oficial comentó a El Latino a condición de anonimato que tanto rusos como ucranianos han aumentado su intento por cruzar de Tijuana a California por San Ysidro desde que Rusia comenzó la invasión a Ucrania.

Las autoridades dicen que el procedimiento que usan los europeos del este para ingresar en busca de asilo es volar a la Ciudad de México o a puntos turísticos mexicanos, de ahí trasladarse a Tijuana, donde adquieren vehículos usados baratos, algunos con matrículas viejas de California, y cruzar en esos vehículos la franja que demarca la frontera.

A diferencia de decenas de miles de migrantes de otras nacionalidades que buscan asilo, quienes son expulsados de inmediato  territorio mexicano, con la medida sanitaria Título 42, los rusos y ucranianos tienen permitido proseguir y llevar sus procesos de asilo a lado de sus familiares o allegados en Estados Unidos.