SAN DIEGO.- No únicamente los precios de las mercancías y los combustibles han aumentado en los últimos meses, pues también el valor de las casas continúan incrementando a niveles increíbles.

De acuerdo con la Asociación de Agentes Inmobiliarios de California  (California Association of Realtors, CAR) en el reciente mes de febrero el precio promedio de una vivienda unifamiliar en el condado de San Diego fue de $880,000.

Esta cantidad supera los $875,000 que se cotizaba en enero y más aún, los $765,000 en que estas unidades se vendieron

hace un año.

De salto en salto

Lo caro que resultan las casas en las comunidades del condado de San Diego se evidencia si se comparan con el precio promedio estatal el cual aumentó a $771,270, en febrero, cantidad superior a los $765,610, en el mes de enero de este año y $699,000, respecto a enero de 2021.

Lógicamente este aumento en los precios de las viviendas, pese al frecuente argumento de los vendedores de bienes raíces sobre los bajos intereses aún prevalecientes en el mercado inmobiliario, se ha traducido en una reducción o disminución en las venta de estas propiedades.

Disminuyen las ventas

Así, conforme a la CAR, las ventas totales de casas unifamiliares existentes en California disminuyeron en 4.5% desde enero y 8.2% desde febrero de 2021, totalizando 424,640 en febrero reciente.

En los datos difundidos por la asociación de agentes inmobiliarios del estado, se indicó que el sur de California experimentó una disminución del 9.9% en las ventas totales de viviendas durante febrero de 2021.

De acuerdo con los agentes de bienes raíces, los altos precios de las viviendas se debe a que hay un insuficiente inventario en el mercado, pero esperan que los mismos podrán estabilizarse en el futuro.