El hombre acusado de robar un vehículo con armas del SWAT y de protagonizar una persecución que terminó en el centro comercial Otay Ranch Town Center se llama David Alejandro Félix y tiene 29 años de edad, de acuerdo con información del sheriff en la cárcel central de San Diego.

El miércoles después de las 9 de la noche, Félix se metió a un vehículo pickup ajeno, estacionado fuera de una tienda de conveniencia en Santee, y desde el interior del vehículo empezó a gritar incoherencias.

El propietario del pickup, un policía no identificado de El Cajón fuera de servicio, estaba de regreso de la tienda en el asiento del conductor, pero bajó para rodear el vehículo e ir a bajar a Félix, quien también bajó el auto, pero se volvió a subir y se alejó manejando la pickup.

El oficial entonces llamó al número de emergencias para reportar el robo de su vehículo y que dentro llevaba equipo táctico del SWAT de El Cajón, un fusil de asalto y un arma corta asegurada bajo llave.

Alrededor de las 11 de la noche, el vehículo fue visto junto a un restaurante de comida rápida en El Cajón, pero Félix logró escapar y condujo a unas 100 millas por hora hacia el oeste por la carretera interestatal 8.

El sheriff envió su helicóptero para seguir el pickup.

En la persecución por carretera participaron el alguacil y la policía de El Cajón. El fugitivo condujo a través de El Cajon y La Mesa y luego tomó la State 125 sur, pasó Lemon Grove, luego Spring Valley y entró en Chula Vista, donde salió a Birch Road.

El sujeto ingresó al Otay Ranch Town Center y condujo dentro del centro comercial por un rato hasta que perdió el control y chocó contra una boca de incendios.

De inmediato, el hombre huyó a pie entre unos escombros, pero los agentes lo rodearon y lo sometieron con un arma eléctrica no letal.

Las autoridades recuperaron el equipo del SWAT y presentaron cargos a Felix por robo de vehículo, asalto a un oficial, posesión de vehículo robado y pro poner en riesgo a la comunidad por la maneja en que huyó.