SAN DIEGO, CA.- Mientras los casos de contagio y muertes a causa de la pandemia de COVID-19 continúan bajando, la actividad turística ha iniciado un proceso de gradual recuperación.

El tiempo en el que la población local se encontraba confinada en casa parece superado y la actividad económica prácticamente paralizada, cumplidos dos años y dos meses de que se detectaron los primeros casos de contagio en California, parece comenzar a superarse.

Ello se evidenció por la notable asistencia de familias (y personas en lo individual) que acudieron al Parque Balboa, considerado uno de los más grandes del mundo y el zoológico de San Diego.

Los miembros de la familia Cortez Torres felices disfrutaron de la belleza única que se encuentra en el Zoológico de San Diego. Selfie Cortesía de Roberto Vera, primero de izquierda a derecha (en playera oscura).
Tras días, meses y años de pandemia, los asistentes disfrutaron de los atractivos del Parque Balboa, la libertad de salir del confinamiento a que los sometió la pandemia de COVID-19. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

En el contexto de la reciente celebración de El Día de la Tierra (Earth Day) y en un domingo (24 de abril) de sol radiante con el envidiable clima que caracteriza a esta región del oeste del país, el público caminó libremente por las banquetas y pequeñas vialidades del Balboa, algunos -incluso- se dieron tiempo para bailar y dejar que aflorara la nostalgia, ante los acordes de las guitarras y los instrumentos musicales.

Se trataba de olvidar días, semanas, meses y hasta años de confinamiento en casa y de mantener la esperanza de que esta terrible enfermedad que asola al planeta, pase de una vez por todas.

A estos niños poco les importó que se tratara de una fuente; había que aprovechar el espléndido día y darse un chapuzón. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

Un domingo en sí en el que los visitantes disfrutaron, se divirtieron, consumieron y pasaron un rato de relajamiento en un día de clima espléndido en la ciudad de San Diego, una señal inequívoca de que las cosas podrían cambiar este año, si no hay un retroceso que nos regresara a los angustiantes e inciertos días de finales de 2019 y principios de 2020.

Las familias convivieron y pasaron un gran día en el popular Parque Balboa de San Diego. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.
Desde luego que no faltó el mago (prestidigitador) que con sus trucos hizo felices a los niños.
Miembros de la conocida congregación religiosa del misticismo hindú también estuvieron presentes en el Parque Balboa y
llamó la atención del público asistente. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.