SAN DIEGO.- El ahogamiento es la primera causa de muertes por lesiones no intencionales en niños de 1 a 4 años de edad en Estados Unidos.

Aprender a nadar es la mejor herramienta para evitar accidentes mortales pero los conocimientos sobre seguridad en el agua y el correcto proceso para brindar reanimación cardiopulmonar, son complementos de gran ayuda.

Sin embargo, no todos los ciudadanos tienen acceso a clases de nado.

La Fundación de Natación de Estados Unidos señala que el 79% de los menores que viven en hogares con ingresos menores de 50,000 dólares al año tienen poca o ninguna habilidad para nadar. 

La estadística nacional señala que el 64% de los niños afroamericanos y el 45% de los menores hispanos carecen de conocimientos básicos para salvar vidas en el agua.

“La gente de bajos recursos son más propensas a ahogarse y es muy importante que todos puedan aprender a nadar y también invitamos a los miembros de la comunidad que atienden las fiestas en la piscina para que aprendan más del agua en preparación para la temporada de verano”, informó Nicole McNeil, gerente de Albercas de la ciudad de San Diego.

Mayo es considerado como el mes de la Concientización sobre Prevención de Ahogamientos y Seguridad en el Agua en el Condado de San Diego.

Autoridades de la región han proporcionado un subsidio de 250,000 dólares para ampliar el programa de seguridad acuática y brindar lecciones de natación impartidas por la Fundación para la Prevención de Ahogamientos.

“El ahogamiento es rápido, silencioso y prevenible, es muy importante que siempre se cuente con la presencia de un adulto mientras los niños están alrededor del agua”, destacó la gerente de albercas de San Diego.

El ahogamiento también es la segunda causa de muerte en menores de 14 años de edad por ello se pretende que niños, jóvenes y hasta los adultos que los acompañen conozcan las bases de la seguridad acuática.

“Por ello estamos anunciando el lanzamiento de la campaña y programa de becas SD Swim Safer”, declaró McNeil.

Durante la temporada de verano se organizarán eventos gratuitos de capacitación en diferentes comunidades del Condado de San Diego.

“Mientras están en albercas o playas siempre habrá salvavidas, es importante que estén donde alguien esté viendo el agua para su seguridad, especialmente si los niños no saben o no tienen experiencia en el agua”, puntualizó Héctor Sánchez, supervisor de alberca pública. Cualquier persona puede obtener información sobre el programa “SD Swim Safer” y la seguridad en el agua en el portal https://preventdrowningfoundation.indigenous.io/blog/prevent-drowning-foundation-of-san-diego-sd-swims-grant-application-process-is-now-open .