SAN DIEGO.- Cruzar de México hacia Estados Unidos por las garitas internacionales sigue siendo un calvario para cualquier viajero que se dirige a California.

Hay días que turistas y residentes estadounidenses deben armarse de paciencia porque tienen que esperar hasta 3 horas o más para ingresar a San Diego por los puertos fronterizos de San Ysidro y Otay.

“Yo que voy de noche o madrugada a San Diego he visto que hay menos oficiales en la garita que en el día”, reveló Diana Iñiguez quien cruza diariamente la frontera para asistir a su lugar de trabajo.

Uno de los factores que demoran los traslados hacia Estados Unidos por los puertos de entrada es la falta de personal de Aduanas y Protección Fronteriza en las casetas de inspección.

Aspectos de la firma del memorándum de entendimiento entre la alcaldesa de Tijuana y su homólogo de San Diego. Foto Cortesía.

Esta problemática sigue siendo un tema que buscan resolver autoridades de ambas Californias.

Los alcaldes de San Diego y Tijuana han solicitado formalmente que se agilicen los procesos en las garitas internacionales.

“Continúan los desafíos en nuestro lado de la frontera con la falta de staff en nuestros puertos de entrada para cumplir la demanda de los niveles actuales y del futuro del cruce al levantar más restricciones así que trabajaremos juntos para asegurarnos de que el personal esté presente y las políticas en su lugar”, declaró Todd Gloria, alcalde de San Diego.

El déficit de agentes del CBP es evidente porque no todos los accesos vehiculares están abiertos, principalmente en la Garita de San Ysidro.

La principal petición de los viajeros fronterizos es que se realicen inspecciones eficientes y en menor tiempo.

“A veces parece que pierden minutos con vehículos parados”, consideró un viajero entrevistado por El Latino cuando realizaba fila por un carril Ready Lane.

ACUERDO FIRMADO

Con el objetivo de mejorar las condiciones de la región binacional Tijuana – San Diego, la alcaldesa Montserrat Caballero Ramírez y su homólogo Todd Gloria, firmaron un memorándum de entendimiento para tener una mayor colaboración en temas ambientales y retos fronterizos.

“Más allá de muros que nos dividen, nos unen ambas culturas, nos une el amor por nuestros países y esta región”,  señaló la primera edil.

El reciente acuerdo permitirá a San Diego y Tijuana continuar trabajando para desarrollar programas de trabajo enfocados en Protección Ambiental, Planeación Municipal y Regional,  Desarrollo Económico, Seguridad, Reciclaje, Manejo de Emergencias y Asuntos de Migración.