MOSCU, RUSIA.- Primero fue la compañía dedicada al ramo de la venta de hamburguesas, McDonal’s, luego le seguirían otras empresas trasnacionales como Pepsi-Cola, Shell, Exxon, Mobil, British American Tobacco, más las que, desde Estados Unidos, dejaron de vender productos a Rusia.

Ahora fue la popular Starbucks, la que confirmó la salida 130  tiendas del país liderado por Vladimir Putin, después desde los cuarteles generales del Kremlin anunciara la invasion a Ucrania, la cual habrá cumplido 3 meses de que se inició el viernes 27 de mayo.

No obstante, la compañía cuyo nombre legal es Starbucks anunció que no dejará de pagar a cerca de 2,000 empleados rusos durante seis meses y los apoyará para llevar a cabo la transición a nuevos trabajos.

Tras 15 años de operación

El cierre de 130 cafés con licencia se produce tras 15 años de operación de la franquicia en el país que se abrió a la economía de libre mercado, tras de que el ex primer ministro ruso Michael Gorbachov ordenó la caída del Muro de Berlín, el 9 de noviembre de 1989, hace más de tres décadas.

Vale hacer mención, asimismo, que durante la primera semana de mayo, Howard Schultz,  flamante director ejecutivo de la empresa especializada en la preparación de diversas modalidades de café, hizo importantes anuncios, en un proyecto de modernización de la populare compañía estadounidense.

Anuncia nuevas inversiones

Anunció entonces el nuevo ejecutivo, quien asumió el cargo durante la primera semana de abril que la empresa “realizará inversiones adicionales en socios y tiendas para áreas prioritarias”.

En el aspecto estrictamente laboral anticipó que el plan empresarial incluye aumento salarial y capacitacióna sus empleados, “colaboración modernizadas, innovación en tiendas y la celebración del café, elevando las inversiones totals a casi $1 mil millones solo (por lo que hace) a este año fiscal”.

En un mensaje a los inversionista de la compañía, Schultz compartió: “Lo que verán es la tranmsformación de las experiencias de los clientes y socios de Sarbucks.”. (Y) “la transformación acelerará la demanda, (que) “ya es récord en nuestras tiendas”.

Sin embargo, continuó Schultz, “las inversiones  nos permitirán manejar el aumento de la demanda y ofrecer una mayor rentabilidad, al mismo tiempo que brindamos una experiencia superior a nuestros clientes y reducimos la presión sobre nuestros socios”. Y hacienda eco de las declaraciones de su director ejecutivo, la empresa del ramo de servicio emitió un comunicado en el que se indica que “esta decisión permite a Starbucks cumplir con la demanda récord de los clientes y las necesidades de los socios, en un entorno operative profundamente fectado por COVID”.