SAN DIEGO.- Más de 230 policías de la ciudad de San Diego renunciaron durante el último año fiscal que concluyó el pasado 30 de junio.

Algunos decidieron dejar la agencia policiaca por no aceptar el reglamento local que los obliga a vacunarse contra el COVID-19.

El déficit de agentes sigue siendo un tema que busca resolver la autoridad.

“Perderemos a algunas personas, es lamentable, eso no es lo que yo quiero, yo les pido que cumplan y que se hagan una prueba o se vacunen, de cualquier forma la decisión es de ellos y algunos decidirán dejar el servicio de la ciudad y eso es algo lamentable pero es porque ellos lo decidieron, no por nosotros”, señaló Todd Gloria, alcalde de San Diego.

Desde diciembre de 2021, todos los trabajadores del Gobierno de San Diego deben cumplir una norma de vacunación obligatoria contra el coronavirus.

Todos los trabajadores del Gobierno de San Diego deben cumplir una norma de vacunación. Foto archivo

Sin embargo, se estima que en la primera semana del mes de julio más de 20 oficiales se opusieron a las disposiciones sanitarias de la ciudad y podrían perder su empleo si no cumplen el mandato.

“Los casos de Covid van a la alza por ello se resalta la importancia de este mandato, más personas están arrojando positivo, algunas están hospitalizadas, otras están en unidades de cuidados intensivos; afortunadamente la mayoría sobrevive y es gracias a la vacuna, al final yo reconozco que sí hay una minoría que no está contenta con esto, pero sé que estarían menos contentos si mueren por el Covid”, recalcó Todd Gloria.

EXENTOS

El mandato permite exenciones por cuestiones médicas o religiosas a los empleados de la ciudad pero para otorgarlas se analiza cada caso de manera individual.

Actualmente más de 400 policías han estado exentos de vacunación.

Los trabajadores públicos que logren obtener este permiso deben realizarse pruebas de Covid-19 cada semana o de lo contrario su contrato podría terminar.

A finales del 2021, el Ayuntamiento de San Diego aprobó por mayoría esta política de inmunización contra el coronavirus para los empleados de la ciudad.

El mandato se aprobó con ocho votos a favor y uno en contra con el fin de mantener a sus empleados sanos y seguros.

Varios trabajadores no estuvieron de acuerdo con la regla pero acataron la disposición.

“Si tus empleadores te piden que realices alguna acción en particular y no la haces, seguramente perderías tu trabajo, esto no es diferente, lo que sí es diferente en este caso es que estamos siguiendo todos los procesos, se les da el suficiente tiempo para cumplir con su situación y la buena noticia es que la mayoría lo está haciendo”, concluyó Todd Gloria.