TIJUANA.- Intentos de cruces ilegales grupales de México hacia Estados Unidos se han registrado en las últimas semanas en una zona del muro fronterizo que se encuentra a un costado de la Avenida Internacional de Tijuana.

En menos de un mes, casi 100 personas originarias principalmente de países de Sudamérica han intentado ingresar de manera irregular en el tramo que se encuentra a la altura de la Colonia El Soler de la ciudad mexicana que colinda con el Parque Regional del Valle del Río Tijuana en San Diego.

Los migrantes han sido detenidos por agentes de la Patrulla Fronteriza en grupos conformados por adultos y menores de edad, incluso algunos bebés.

Autoridades mexicanas confirmaron que opera una red internacional de trata de personas en Tijuana por la planeación de estos intentos de cruce frustrados por oficiales fronterizos del sector San Diego.

“Es evidente que hay una red de tráfico de personas, hay una serie de complicidades, no sabemos qué autoridades, qué actores, porque si vienen desde el sur incluso de Somalia y Asia”, reveló Enrique Lucero Vázquez, director municipal de Atención al Migrante en Tijuana.

Aún se desconoce cómo las personas en contexto de movilidad ingresan hacia territorio estadounidense por esa zona en particular pero se presume que podría haber un hueco entre las vallas metálicas que no se aprecia a simple vista.

Agentes de la Patrulla Fronteriza han evitado ingresos masivos en estos límites territoriales. Foto José Antonio Avilés

NEGOCIO PARA “POLLEROS”

Los procesos para solicitar asilo político en Estados Unidos continúan con restricciones y esto es aprovechado por los “polleros” para poner engañar y poner en riesgo la vida de los migrantes.

“Es un problema que se va a seguir dando mientras no haya procesos de asilo ordenados, claros y que comiencen a atender esta gente para que eviten caer en manos de estas personas con quienes arriesgan su vida y su patrimonio porque pagan una gran cantidad para que los traigan hasta acá”, recalcó el director municipal de Atención al Migrante en la frontera mexicana.

Hasta 16 mil dólares por persona puede cobrar un “pollero” para realizar un cruce ilegal por la frontera entre San Diego y Tijuana.

En algunos casos, los migrantes acuerdan tratos clandestinos y peligrosos desde sus países de origen.

“Son grupos o migrantes que llegan a la frontera, que traen recursos económicos y que no se acercan a los albergues por lo que no podemos identificarlos más que cuando cruzan o están intentando cruzar, como el caso de las personas que están internándose por la zona del Soler y la Alemán (en Tijuana)”, declaró José María García Lara, director del albergue migrante Juventud 2000.

El director del refugio temporal mexicano señaló que estos intentos de ingreso ilegal responden a una necesidad ciudadana de mejorar su calidad de vida aunque pongan en riesgo su integridad personal.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.