SAN DIEGO.- El Condado de San Diego acordó pagar $1 millón 350 mil a la madre de Marco Antonio Nápoles Rosales, quien el 17 de agosto de 2018 perdiera la vida, tras haber sido aprendido con uso de fuerza excesiva por oficiales de la Oficina del Sheriff de San Diego.

Durante una conferencia de prensa efectuada esta mañana en las instalaciones del Consulado de México a la que asistió el abogado y asesor legal de la familia en el caso, Jesús Eduardo Arias,  se indicó que el pago de 1.35 millones de dólares a la madre de de la víctima fatal, señora Dolores Rosales, resuelve la demanda presentada por la defensa legal el 3 de diciembre de 2019.

Vale recordar que una semana posterior a que se interpusiera la demanda (el 10 de diciembre de 2019), el propio abogado Defensor Arias había acudido a las oficinas del Consulado y presentó ante los medios de información un revelador video en el que se observan a los agentes arrestando a Nápoles Rosales con evidente e innecesaria violencia.

De izquierda a derecha en la gráfica:Vanessa Ruiz Calva, directora general de Protección Consular y Planeación Estratégica de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE), Cónsul General de México en San Diego, Carlos González Gutiérrez y el asesor legal en el caso, abogado Jesús Eduardo Arias. Foto-Cortesía: Consulado General de México en San Diego.

Relato del incidente

De acuerdo con el reporte levantado ante el Departamento del Sheriff de San Diego, el 17 de agosto se recibió una llamada por parte de una empleada de una gasolinería de la ciudad de Fallbrook, en el sentido de que un hombre se oponía a salir de la tienda aunque se le solicitó bajo el argumento que se trataba de una propiedad privada.

No obstante, en la demanda ganada por su madre Dolores, se indicó que Marco Antonio, un inmigrante nativo de la ciudad de Guaymas, Sonora, México, llegó a ese lugar después de caminar una considerable distancia a pie porque su vehículo se le descompuso, “había tenido un mal día” y requería de un teléfono para llamar a un familiar que le auxiliara.

De hecho, de acuerdo con la versión del Departamento del Sheriff de San Diego, el agente que se encontraba en el sitio y que ordenó a Napoles Rosales que abandonara el sitio, habría hecho dos llamadas telefónicas a familiares del inmigrante.

Pasado cierto tiempo y ante la insistencia del agente de que abandonara la propiedad, el policía ordenaría que le entregara su mochila para revisarla a lo que Marco Antonio se opuso, iniciando un forcejeo.

Se afirmó que ambos caerían al suelo tras lo que aparecieron cerca de una decena de agentes de la Oficina del Alguacil que habían sido comisionados para atender el reporte. Sin embargo, al igual que ocurrió en 2010 en el caso de Anastasio Hernández Rojas con más de una decena de agentes de la Patrulla Fronteriza, se habría recurrido al uso excesivo de la fuerza.

Similar al caso de Anastasio

De hecho, trascendió que al igual que sucedió en el caso de Hernández Rojas, los agentes del la oficina delAlguacil que intervinieron habían empleado una pistola paralizante (mejor conocidas como Tasser) y una camisa de fuerza.

Asimismo, el video presentado en el Consulado de México en San Diego confirmó que al menos media docena de descargas eléctricas recibió Marco Antonio Napoles Rosales, quien luego de ser trasladado en ambulancia, de emergencia, fallecería en el trayecto, víctima de un paro cardiaco”.

Desde entonces a la fecha, su madre Dolores Rosales había estado clamando por justicia para el inmigrante.

“El uso de la fuerza excesivo no es aceptable bajo ninguna circunstancia”

“Lamentamos profundamente la muerte del ciudadano “mexicano Marco Antonio Napoles (Rosales). Desde que tuvimos conocimiento de los hechos, dimos seguimiento a la investigación realizada por las autoridades locales”, afirmó el Cónsul General de México en San Diego,  Carlos González Gutiérrez.  en la conferencia de prensa efectuada esta mañana en la sede diplomática.

“Esperamos que este caso sirva para recordar que el uso excesivo de la fuerza no es aceptable bajo ninguna circunstancia”, agregó el Cónsul González Gutiérrez.

Asimismo, Vanessa Ruiz Calva, directora general de Protección Consular y Planeación Estratégica de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México (SRE), señaló que “el gobierno de México, a través de la red consular de Estados Unidos, continuará brindando asistencia  puntual a todos los mexicanos que lo requieran, al margen de su estatus migratorio”.

Sobre la representación legal

“Nuestras herramientas de asesoría y representación legal”, dijo, “son fundamentales en la atención oportuna de asesoría y representación legal son fundamentales en la atención oportuna de casos y en el acompañamiento que brindamos a nuestra población en Estados Unidos”.

Finalmente, en un reporte de prensa , el Consulado de México en San Diego indicó que “el gobierno de México se opone al uso excesivo de la fuerza al detener a cualquier persona, independientemente de su nacionalidad o estatus migratorio”. Y agrega la fuente diplomática: “El gobierno de México reitera sus condolencias por la pérdida de la vida de nuestro connacional y refrenda a su compromiso de brindar atención cercana y efectiva para las y los mexicanos en el exterior”.

Manténgase informado, reciba nuestro boletín

Select list(s) to subscribe to


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.