El congresista demócrata por California, Juan Vargas, alza la voz en la defensa del Parque de la Amistad.

“Aun cuando un momento de vergüenza como este podríamos estar con la cabeza hacia abajo, estamos aquí presentes con la cabeza bien alzada, diciendo que no está bien, desde nuestro representante en Washington, el congresista (Juan) Vargas, nuestros miembros de la comunidad, los líderes cívicos de California, nuestro aliados en la legislatura, todos estamos diciendo que en este momento de tanta vergüenza para nuestra región debemos seguir adelante con la frente bien alta, diciendo que este proyecto es un gran error de nuestro gobierno y que sabemos que pueden cambiar el rumbo, porque en otras ocasiones lo han hecho, con los esfuerzos que se hicieron anteriormente se cambió el plan original a lo que es el día de hoy, pero aún sigue siendo un plan muy malo y queremos que lo cambien”, aseveró el asambleísta estatal David Álvarez.

Su pronunciamiento tuvo lugar durante la puesta en marcha de una nueva etapa en la protesta pública que desde hace meses iniciaron los miembros de la asociación Amigos del Parque de la Amistad ante el anuncio de la instalación de nuevos muros de hasta 30 pies en el área costera de la frontera entre Estados Unidos y México, hecho que tendría como consecuencia la desaparición del Parque de la Amistad, un lugar que durante décadas ha congregado a la comunidad binacional mediante actividades de sociales, artísticas, religiosas, así como el reencuentro de familias separadas debido a su situación migratoria.

Hasta llegar a la Casa Blanca

Fue a unos pasos del muro divisorio, en el área de San Ysidro, donde se reunieron el congresista Juan Vargas, el senador Steve Padilla, el asambleísta David Alvarez, así como Robert K. Ross, presidente y CEO de The California Endowment acompañado por Minerva G. Carcaño; y Grant Oliphant, CEO de The Conrad Prebys Foundation.

Acompañados también por miembros de la comunidad y de la asociación Friends of Friendship Park, que encabeza John Fanestil, los presentes sentenciaron que la campaña de defensa será intensificada hasta lograr impactar en la conciencia de quienes toman estas decisiones en Washington, incluyendo al presidente Joe Bidem, de quien confían obtener una respuesta positiva.

“Nosotros estamos trabajando con la administración de Bidem, especialmente con el comisionado que estaba antes, Crhis Magnus, él estaba de acuerdo con nosotros, él detuvo el trabajo, incluso habló de instalar dos casitas, dos espacios donde la gente se pudiera encontrarse, así como de mantener el jardín, y estaba de acuerdo con no tener estos muros, pero lo corrieron, y ahora el que está como encargado de despacho piensa diferente, no le importa, él quiere el muro de 30 pies, porque dice que facilita las operaciones de seguridad, lo cierto es que en esta zona no hay cruces de personas sin documentos, si le preguntamos a la Border Patrol cuándo fue la última fecha en la se registró un intento de cruce no documentado por esta área, ni lo recordarían”, refirió el congresista demócrata por California, Juan Vargas.

Cobra fuerza la imagen del Parque

Por su parte, John Fanestil, líder de Friends of Friendship Park, externó su tristeza por ver los avances que tienen ya los trabajos de reemplazo del muro y el impacto que tiene para el histórico parque.

“Estamos en un momento muy triste porque activamente están construyendo los muros, en este momento, mientras hablamos están levantado esos muros, pero junto con ello dejan en evidencia lo absurdo que es instalarlos en un lugar que se llama Parque de la Amistad, e irónicamente, al mismo tiempo, se está reforzando la imagen pública del parque”.

“Así que hoy estamos aquí levantando la voz, una voz que se fortalece con nuestros aliados, a quienes les dimos un día nuestro voto para que en situaciones como estas fueran nuestra voz ante otros que también fueron elegidos y que hoy ocupan un lugar en los gobiernos del estado y en Washington. Tenemos la esperanza de que lograremos empujar el asunto, no importa lo que haga el gobierno federal, vamos a seguir adelante”.

“Hay una promesa por parte de CBP de que el jardín va a ser plantado nuevamente, una vez que instalen las vallas, pero qué sentido tiene quitarlo para luego sembrarlo, así de absurdo es esto”.

“Los muros eliminan la vista desde los dos lados, habrá un impacto en el ambiente, arruinan el sentir del Parque de la Amistad.

“Seguiremos protestando, sabemos que el gobernador Gavin Newsom estará llegando a San Diego y buscaremos un acercamiento con él para pedirle su apoyo, así como al senador Alex Padilla, nuestros aliados de más alto rango en el gobierno para llevar nuestras voces a la Casa Blanca, no es demasiado tarde, si se puede, ahorita mismo el presidente Bidem podría cambiar la situación, podría poner un alto a la construcción” aseveró Fanestil.

Apostar por la comunidad es apostar por la seguridad

John Fanestil puso sobre la mesa la importancia de que existan y se empoderen sitios públicos tan especiales como el Parque Binacional de la Amistad, principalmente en sitios tan únicos como lo es este tramo de la frontera, donde se busca mantener altos niveles de seguridad.

“Estas personas deben saber que la comunidad y la seguridad se pueden combinar, no son opuestos, de hecho, generar comunidad provee de forma orgánica una seguridad inquebrantable en cualquier espacio o lugar porque se crean lazos, sentido de pertenencia, de identidad y aquí todo esto podría sentar la creación de un nuevo concepto de frontera para el futuro”.

“El sitio es un lugar de encuentro, las familias, los miembros de la comunidad se reúnen ahí, en esa unión se descubre la amistad, el amor, la cultura, el arte, se expresa la música de nuestra región, es una expresión de la región binacional lo que se puede ver ahí y los muros nos llevan a la dirección opuesta”, dijo.

Al respecto el congresista Vargas, refirió que los muros son la parte en la que, como representantes de la comunidad, no están de acuerdo. “Ellos han cambiado en algunas cosas, antes no iban a poner las puertas, no iban a dejar el jardín, no iba a haber contacto entre las personas, iban a destrozar todo eso, pero ya está un acuerdo de que van a quedarse algunas de estas cosas; lo indignante son los muros de 30 pies, hay otras propuestas que no ponen en riesgo la seguridad y la petición que conozcan esas otras propuestas, no estamos en contra de la seguridad”.

En la percepción de David Alvarez, mantener activo este rechazo a escuchar las voces de la comunidad debe dar pie a considerar, incluso, la destitución de quien sea el responsable.

“Este asunto ya está en las manos de la administración del presidente Bidem, y la decisión está completamente con él y con su equipo, entonces el llamado hoy es para la posible destitución del secretario mayor, que es el encargado de los proyectos fronterizos de Estados Unidos por parte de los republicanos”.

“Es un poco curioso que en este caso tenemos un líder demócrata que nos está diciendo que también se unirá a este movimiento si no escuchan este llamado que estamos haciendo. Sabemos que anteriormente se le ha puesto pausa a este proyecto, no es algo del otro mundo; ya inició la construcción, pero todavía hay tiempo de ponerle una pausa, para que ellos reflexionen en la realidad de lo que esto causaría a esta región”.

“Yo he estado ahí en fechas tan especiales como el día de las madres, donde familias que por una razón u otra no pueden encontrarse en persona, porque no pueden cruzar de un lado a otro se han encontrado en este punto, esas fueron unas de mis primeras experiencias con el Parque y que me han llevado a estar comprometido con esta causa. Podemos también ir más atrás, cuando se inició el parque y el mensaje que con ello se le mandó al mundo y obviamente a los dos países y el mensaje que se le está dando ahora con las nuevas barreras”.

“Hay un mal entendimiento de lo que es la situación migratoria en la frontera, y no nos vayamos muy lejos como a Washington, yo estoy en Sacramento, en la capital de este estado, ahí hay personas que creen que a diario están cruzando miles de personas sin documentos en este lugar; aquí el cruce diario de más de 130 mil personas es por nuestras garitas, gente que documenta; entonces todo este malentendido impacta negativamente, sin duda”, manifestó Alvarez.

Una rápida cronología

El 9 de febrero de 2020 el Parque de la Amistad fue cerrado como parte de contingencia de salud ante la pandemia por Covid-19. En agosto de 2022, el comisionado de CBP, Chris Magnus, anunció una pausa en los planes de construcción para entablar más conversaciones con la comunidad.

Esta pausa fue el resultado de una oleada de apoyo al Parque de la Amistad que incluyó una amplia cobertura mediática tanto en Estados Unidos como en México y fuertes declaraciones de apoyo de líderes religiosos, organizaciones aliadas y funcionarios electos en todos los niveles de gobierno.

El 17 de enero de 2023, los funcionarios de CBP anunciaron sus planes para “el reemplazo de la barrera fronteriza deteriorada cerca de Friendship Park”.

El 14 de febrero de 2023 se anunció el arranque de las obras para reemplazar los muros de 18 pies de altura por otros que se elevan hasta 30 pies.

La Patrulla Fronteriza dice que estos trabajos son con el fin de reforzar la seguridad de la zona ya que las dos barreras existentes presentan un avanzado deterioro que pone en riesgo la vida de los agentes de la Patrulla Fronteriza y de los inmigrantes.

¡No se quede fuera!

Manténgase informado; reciba nuestro boletín


Usted esta dando su consentimiento para recibir correos electrónicos informativos y de publicidad.