WASHINGTON, D.C..- Durante el mes de abril se crearon 226,000 nuevas fuentes de trabajo y la tasa de desempleo fue de 6.1 por ciento, ligeramente superior al 6.0 por ciento de marzo.

Lo anterior lo dio a conocer Marty Walsh, secretario del Departamento del Trabajo de Estados Unidos, quien citó como fuente, datos de la Oficina de Estadísticas Laborales.

Según el funcionario federal “la participación en la fuerza laboral está en su punto más alto desde agosto pasado y la cantidad de personas que expresan dudas sobre regresar al trabajo debido al coronavirus, se encuentra en su punto más bajo” respecto al actual tiempo de pandemia. 

No obstante, Walsh reconoce que “los números también muestran que tenemos una fuerte subida por delante. Todavía tenemos que recuperar aproximadamente ocho millones de puestos de trabajo que existían antes de la pandemia”, aceptó.

Aumenta desempleo entre minorías

El Departamento del Trabajo reconoce asimismo que “las desigualdades raciales en el panorama del desempleo persisten, ya que las tasas de desempleo de los negros aumentó ligeramente al 9.7 por ciento, mientras la tasa hispana se mantuvo en 7.9 por ciento”.

La tasa asiática cayó, por su parte,  al 5.7 por ciento y la de los blancos se desplomó al 5.3 por ciento. 

“Estas cifras subrayan como el Plan de Rescate  Americano nos coloca en el camino hacia la recuperación. Ha aumentado la velocidad y el acceso a las vacunas, está brindando el alivio necesario a las familias, está permitiendo que las guarderías y escuelas vuelvan a abrir, y está apoyando a las pequeñas empresas. Se necesitará tiempo y esfuerzo para sanear esta economía”, dijo el secretario Marty Walsh.

No es lo que esperaban

Por su parte, el presidente Joe Biden emitió un nuevo discurso, y reconoció que los 266, 000 nuevos empleos es  una cifra muy baja comparado con los que se esperaban para el mes de abril.

El presidente estadounidense demandó paciencia y dijo que la economía requerirá de tiempo para sanar y regresar a donde “necesitamos que esté”.

Y reconoció, por último, que uno de los problemas de empleo graves es que sea capaz de recuperar los 8 millones de empleos que se han perdido como consecuencia de la pandemia.