Más de 100,300 estadounidenses perecieron por sobredosis en solo doce meses en medio de la pandemia, informó este miércoles en Centro nacional para el Control de las Enfermedades (CDC).

De mayo del 2020 a abril del 2021 murieron 100,300 personas por sobredosis, una tendencia que las autoridades atribuyen a la irrupción del fentanilo y su actual tendencia a mezclarse con otras drogas.

En una estadística local, en el condado de San Diego perecieron por sobredosis 900 personas el año pasado y este año todavía no se presentan cifras. 

En todo el país, el total se traduce en más de 11 muertes por hora a lo largo de esos 12 meses.

En el condado de San Diego mueres cinco personas cada dos días por sobredosis.

El número fue casi un 30 por ciento más alto que las aproximadamente 78,000 muertes informadas por los CDC desde mayo de 2019 hasta abril de 2020.

A finales del año pasado el CDC informó que a lo largo del 2020 perecieron 93,000 personas por sobredosis, y era el mayor número alcanzado hasta entonces.

Aproximadamente dos tercios de las muertes fueron causadas por opioides sintéticos, principalmente fentanilo. 

El fentanilo puede ser hasta 100 veces más potente que la morfina y 50 veces más potente que la heroína, según la Administración de Control de Drogas (DEA).

La DEA advirtió a principios de este año, que tan solo dos miligramos del opioide –una dosis lo suficientemente pequeña como para caber en la punta de un lápiz–, puede ser letal.

El fentanilo se ha estado agregando a otros tipos de drogas recientemente. En muchas ocasiones se consume sin que las personas se den cuenta, advirtió la fiscal de distrito de San Diego, Summer Stephen, en recientes declaraciones.

El diario The New York Times comparó este miércoles que la cifra letal de sobredosis ya supera al “número de muertes por accidentes automovilísticos y por armas de fuego combinados”. 

Las muertes por sobredosis se han más que duplicado desde 2015.

“Estas son cifras que nunca antes habíamos visto”, dijo la Nora Volkow, directora del Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas. 

La mayoría de las víctimas de sobredosis fatal han sido personas de 25 a 55 años de edad, cuando estaban “en la flor de la vida”, dijo Volkow.

Volkow coincidió en que muchas personas que han perecido pro sobredosis murieron sin saber que habían consumido fentanilo.

La DEA advirtieron en septiembre pasado que registraba un notable aumento en la cantidad de píldoras recetadas falsas que se venden que contienen fentanilo y metanfetamina, a menudo en dosis mortales.

El doctor Andrew Kolodny, director médico de la Colaboración de Investigación de Políticas de Opioides en la Escuela Heller de Política y Gestión Social de la Universidad de Brandeis, dijo por su parte al Times que el aislamiento por la pandemia contribuyó a que se disparan las muertes por sobredosis.

“La mayoría de los que murieron probablemente ya sufrían de adicción, o estaban en recuperación y recayeron, un riesgo siempre presente que se agrava durante momentos de estrés y aislamiento” como los que impuso la pandemia, dijo Kolodny.

El presidente Joe Biden dijo en comunicado que la cantidad de muertes por sobredosis es “un hito trágico”.