SAN DIEGO.- Tras varios años de planeación y construcción, este viernes 17 de diciembre quedará marcada como la fecha en que concluyeron las obras de los nuevos conectores de la autopista en Oaty Mesa.

Las obras, de acuerdo con el Departamento de Transporte de California (Caltrans) y la Asociación de Gobiernos de San Diego, agencias encargadas de la construcción (ejecución) y planeación de las mismas, representó una inversión de $74 millones, de los cuales $55 millones son fondos del Proyecto de Ley del Senado (SB)1; es decir, la  Ley de Responsabilidad y Reparación de Carreteras aprobada por la Cámara Alta en 2017.

De acuerdo con el proyecto original, a través de la conexión de la ruta estatal 125 (dirección sur) a la ruta estatal 905 y la ruta estatal 11, permitirán comunicar de manera directa al tránsito vehicular que circula desde el este del condado de San Diego y Chula Vista hasta el área de Otay Mesa y el actual puerto de entrada de Otay Mesa.

Durante un evento en el que se anunció la terminación de las obras de conexión vial, Toks Omishakin, director de CALTRANS destacó que el comercio entre Estados Unidos y México se ha incrementado en un 45 por ciento en la última década”. (Y) “ (los choferes) de estos camiones (de carga) están perdiendo mucho de su tiempo” , dijo el funcionario estatal, “varados en la frontera. Con este proyecto, estamos en camino de mejorar drásticamente la calidad del aire y el movimiento de bienes y servicios entre nuestros dos países mediante la creación de un sistema integrado y eficiente que refuerce las economías local, estatal, federal e internacional”, dijo