Con alrededor de 100 mil habitantes, el gobierno de la ciudad de San Marcos, California, se convirtió -sin embargo- en una de las primeras comunidades del condado de San Diego en enfrentar el impacto que sufre por el COVID-19.

A principios de 2020, el gobierno local anunciaba que se ejercerían $ 3 millones de dólares para apoyar a los negocios impactados por la pandemia.

La regidora de ascendencia Latina, María Núñez, en entrevista con El Latino San Diego mencionó la evolución que ha tenido, desde entonces, este “programa de subvenciones comunitarias destinado a ayudar a las organizaciones que prestan servicios a los residentes de San Marcos que se han visto afectados de manera desproporcionada por la pandemia”, de acuerdo con la misión fijada en su sitio de web por el propio gobierno local.

“Una de las cosas que hicimos como ciudad, y pienso que fuimos uno de los primeros en todo el condado”, señaló, “es que tomamos 3 millones de nuestras reservas e hicimos la decisión de ayudar a los negocios de San Marcos. Y si recuerdan ese momento nadie sabiamos si estarían cerrados por una semana, por un mes o más…Pero sí hicimos esa decisión y yo realmente no pensaba en ese entonces, qué tan grande iba a ser la pandemia”.

“Estaban cerrando los restaurantes, especialmente los negocios pequeños y no tenían la manera de tener acceso al capital, a recursos. En ese momento el gobierno federal no iniciaba el programa de financiamiento”.

No se pierda la entrevista completa con la regidora de la ciudad de San Marcos, María Núñez, durante su visita a Celebrando Latinas Boutique.