Económico, la infraestructura fronteriza; “Debe enfocarse a proyectos modernos”, afirma investigador

SAN DIEGO.- “En medio de la crisis económica causada por la pandemia de coronavirus, continúa el debate sobre cómo mejorar la infraestructura en México y los Estados Unidos (que) enfrentan importantes déficits”.

Dicho señalamiento lo hizo el Doctor en Economía, Alejandro Díaz-Bautista, quien señaló -sin embargo- que “México y Estados Unidos han firmado acuerdos para proyectos de infraestructura transfronteriza durante la pandemia”.

La infraestructura fronteriza, agregó el Investigador del Colegio de la Frontera Norte, “es un eje fundamental para catalizar las condiciones existentes de crecimiento económico sostenido y gran parte de los esfuerzos deben enfocarse en proveer al país de obras y proyectos modernos en materia de transporte, telecomunicaciones, agua, salud y energía”.

“Se deben complementar las inversiones”

Y sostiene en el mismo sentido el estudioso internacionalista que “la última década ha experimentado una transformación en la propiedad de la infraestructura económica mundial, dejando muchos (proyectos) en manos de los inversores privados, quienes los han heredado a través de adquisiciones de los gobiernos y grandes corporaciones”.

Ante ello, Díaz-Bautista, considera que “se deben complementar las inversiones públicas a nivel nacional y en la zona fronteriza de México y Estados Unidos”.

Vale recordar que en la 38 Mesa Redonda Anual sobre la Economía del Condado de San Diego efectuado a finales de enero reciente, se planteó como “una necesidad urgente, mejorar la infraestructura entre California y Baja California” para la generación de empleos y promover la inversión entre ambos países.

A un año de la administración federal

Como se recuerda, a mediados de noviembre de 2021 el presidente Joe Biden firmó la Ley de Inversión en Infraestructuras y Empleos aprobada por la legislatura federal dentro del paquete de Rescate Americano (American Rescue Plan Act-2021).

¿Optimismo desbordado?

A un año de su aprobación, la Casa Blanca lo destaca como uno de los puntos sobresalientes de la presente administración federal. De acuerdo con lo publicado por la Administración Biden-Harris, “los puntos destacados del primer año son”:

• Más de 200 millones de estadounidenses completamente vacunados en un año.

• 6.4 millones de puestos de trabajo creados, la mayor cantidad en la historia de los Estados Unidos.

• Se aprobó el Plan de Rescate Estadounidense y la Ley Bipartidista de Infraestructura.

• La mayor caída en el desempleo de la historia

• La tasa de pobreza más baja de la historia.

• La producción de vehículos eléctricos se triplicó en un año.

• 5 millones de estadounidenses con seguro médico.

Pero…Están los signos de advertencia

Sin embargo, en esta visión optimista no se hace mención de los factores que están impactando la economía nacional, en la actual administración, como son el desmedido aumento a los precios que golpea el bolsillo de los consumidores y el incremento en los precios de la gasolina.

Durante la tercera semana de enero, el presidente Joe Biden reconoció que la oposición de legisladores republicanos obligó a recortar de $3.5 billones a 1.5, su programa de gasto social, luego de las disputas verbales que se han dado en el Congreso sobre la distribución del presupuesto.

No podrían pagar incremento salarial

Otro factor de advertencia, es el reciente señalamiento por parte de voces empresariales en el sentido de que muchas micro y pequeñas empresas no podrían pagar el incremento salarial de $15 dólares por hora y se encuentran en serio riesgo de cerrar, al no resistir sus costos de operación.

Pese a ello, el jefe del ejecutivo federal, insistió en que con este dinero “se crearán millones de empleos que harán crecer la economía y también convertirá la crisis climática en una oportunidad”, referencia esta última al llamado “Build back better” (Reconstruir Mejor), el plan presidencial con el que Biden busca hacer frente al deterioro ecológico.