Legisladores demócratas presentaron una propuesta para ampliar la protección estatal ante desalojos otros tres meses, hasta fines de junio.

Esta semana, los legisladores presentarán a votación la propuesta antes de que el jueves termine la actual protección y los inquilinos pudieran ser desalojoados.

La propuesta de ley SB2179 protege a los inquilinos que a causa de la pandemia tienen pagos de renta atrasados y enfrentan posible desalojo.

El texto de la iniciativa aclara a las personas que beneficia que les protege de ser removidos pero el dinero de la renta lo tendrán que pagar de cualquier forma.

“Todavía deberá este dinero a su arrendador y puede ser demandado por el dinero, pero no puede ser desalojado de su hogar si cumple con los requisitos”, dice el texto.

Pero además de proporcionar más tiempo para prevenir desalojos, la propuesta de ley permite a los beneficiados considerar que pueden conseguir más ayuda estatal.

“Además de extender estas protecciones de desalojo, el estado de California, en asociación con los gobiernos federal y local, ha creado un programa de asistencia de emergencia para el alquiler para ayudar a los inquilinos que no han podido pagar el alquiler y las facturas de servicios públicos como resultado de la Pandemia de COVID-19”, dice la iniciativa.

Agrega que “este programa puede ayudarlo a ponerse al día con el alquiler atrasado. Además, dependiendo de la disponibilidad de fondos, el programa también puede ayudarlo a realizar futuros pagos de alquiler”.