SAN DIEGO.- Una investigación de UC San Diego Rady School of Management concluyó que si bien la Ley de derechos electorales de 1965 contribuyó a mejoras económicas para los afroamericanos, pero esta situación ha cambiado.

 Pero la decisión de la Suprema Corte en 2013 al resolver anular “una disposición clave de la ley” ha causado problemas económicos y privación de derechos para este mismo grupo, considera el estudio mencionado.

Con anterioridad, un document de trabajo, encontró que los condados donde se votan los derechos y que estaban más fuertemente protegidos “experimentaron mayores reducciones en l;a brecha salarial entre blancos y negros entre las décadas (que van) entre 1950 y 1980”. Y en otro artículo publicado en fecha reciente por la revista American Economic Association Papers and Proceedings, present pruebas deque los condados anteriormente cubiertos por la ley comenzaron a resentir una disminución de los salarios del sector público (el gobierno) para los negros en comparación con el de los empleados blancos.