NATIONAL CITY.- “Como son calles del público, no se paga para andar para arriba o para abajo ahí y no estamos hacienda nada malo, nada más queriamos andar en nuestros carros con nuestra música, con nuestras familias y andar ahí agusto, unas dos o tres horas, y es todo. Ya nos vamos a la casa, se acabó. Una vez al mes y ya”.

Ello lo afirmó Marcos Arellano, copresidente de United Lowrider Coalition, al preguntarle sobre la decisión de esa organización de cancelar el Crucero (Cruising).

En entrevista con El Latino San Diego indicó que conforme a las exigencias que les pone el gobierno de la ciudad, a través del Departamento de Policía, el costo actual del evento representa alrededor de 18 mil dólares (y podría aumentar más), dinero que la Coalición no podría pagar.

Al final, el tema del cobro fue determinante para la decisión de cancelar de la Coalición. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

“Queriamos (que fuera) en National City Boulevard”

“Comenzamos todo el (plan) piloto hace como un año. Nos sentamos con la alcaldesa de National City, Alejandra (Sotelo-Solís) y con la policía y les mencionamos que nosotros queríamos ir Cruising pero en el bulevar de National City no en Highland”.

“Y le dijimos, mira, la razón que queremos ir Cruising en National City Boulevard es que queremos hacerlo en un sábado, cuando no hay tanto tráfico, cuando la gente no está trabajando, que no salga del trabajo y que haya mucho tráfico. Y ahí hay espacio para los buses (camiones)”.

“Pero Alejandra, la Mayor de National City nos dijo: No, no, no, que National City Boulevard, vayan a Highland, porque ahí en Highland es donde comenzó todo”.

“Sí está bien, entendemos eso, pero ahorita en este tiempo ya hay más carros. No, no le hace, va a estar todo bien. Vayan a la Highland y ahí lo podemos hacer. Varias veces. Ella estaba ahí sentada con nostros, no, no, no…Se tiene que hacer en Highland porque ahí fue donde comenzó todo”, insistió.

La alcaldesa de National City, Alejandra Sotelo-Solís y Jopvita Arellano, de United Lowrider Coalition revisan aspectos de logísticas poco antes de la salida de los vehículos de las instalaciones de Sweetwater High School. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

“Se va a hacer un desbarajuste”

“No, queremos que sea en National City porque se va a hacer un desbarajuste, le insistimos.

Y no nomás eso,nos dijo, “miren, si lo hacen en un viernes ahí en la Highland, ya tenemos bastantes policias que están ahí. Tenemos extrapolicías los viernes y no tienen que pagar ustedes nada ni un penny, nomás el permiso que nos salió en $272 dólares para andar en Highland”.

“Mi esposa ya  había escrito el permiso para andar en National City Boulevard y todo y ya lo había entregado; ya había sido aprobado y tuvo que escribir otro permiso para Highland Avenue, el viernes.

“Y como te digo, el Jefe de Policía (José Téllez), estaba ahí y yo le pregunté dos veces, entonces el entendimiento que tenemos y lo vamos a hacer el viernes, de 6 a 9 pm, y no teniamos que pagar un penny”.

“Había tanta gente que no se pudo hacer mucho”

“Entregamos los papeles”, afirmó el entrevistado, “aprobaron 6 ‘Cruising’ (Cruceros) desde mayo hasta octubre, nos dijeron el primer viernes de cada mes lo pueden hacer, de 6.00 a 9.00 pm. y todo va a estar bien”.

“Ok, nos juntamos en la escuela, ya miraste”,  continuó Arellano, “la Mayor de National City se subió a un carro. Mucha gente que están en oficina, ahí, de National City también se subieron a los carros. Anduvieron ahí Cruising, para arriba y para bajo, aunque había tanta gente que no se pudo hacer mucho Cruising, pero nos divertimos; muy bonito todo, familiar, muchos niños, mucho de todo”.

“Los negocios hicieron dinero y todo. Pero cómo te explico: Nosotros pensamos que ellos  (el gobierno de la Ciudad) miraron todo eso, lo positivo que salió todo eso. Que bonito salió todo eso. Y dijeron: Si seguimos con todo esto, al rato nos van a decir que quitemos ‘los signs’ de National City y vamos a tener que pelarles que todo muy positivo y…¿Pero ahora qué hacemos?, indicó.

La alta concurrencia del público rebasó las expectativas del gobierno local, pero se trataba de un evento que había sido prohibido hace tres décadas. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

“Voltearon las páginas”

“Entonces voltearon las páginas y nos dijeron: Mira, porque había tanto tráfico y porque el evento ustedes dijeron de 6 a 9 y el evento se fue como a las 10.20 de la noche; los policías tuvieron que andar ahí patrullando; sabe que tanto, las excusas.

El Capitán de Policía le habló a mi esposa y eran las 10 de la noche cuando le habló y le dijo -el no estaba ahí- Los policías me están diciendo que todavía hay carros en Highland y tienen que ir a decirles que ya se vayan”.

“Nostros estabamos en Highland recogiendo basura porque nos quedamos hasta las 11:30 p.m., todos los miembros de United Lowrider Coalition y comenzamos a limpiar la calle y todo, desde la calle 30 hasta la calle 4ta, de los lados andabamos caminando recogiendo botellas, vasos, papeles, popotes…”.

Además de las diferencias de opinión que tienen el gobierno local y la coalición de ‘lowriders’ se encuentran las de índole legal pues de acuerdo con el jefe,de Policía de National City, el empleo del sistema hidráulico sigue siendo ilegal en el estado de California. Foto: Horacio Rentería.

Las condiciones del gobierno de National City

Y entonces, ya que se acabó el evento, en dos o tres días pasaron. Nos sentamos con la policía y la Mayor de National City, ahí en las oficinas de National City, nos dijo el Capitán de Policía:

“Mira, el evento fue muy bonito, muy suave, muy bueno. Pero había mucho tráfico, había mucha gente que no pudo llegar a sus casas por el tráfico. Que no pudieron recoger a los niños por el tráfico. Muchos buses no recogieron a gente por el tráfico y entonces tenemos que poner más policías y otro Sargento en overtime para que regule el tráfico y ese precio les va a salir en 8 mil dólares”.

Pero no nomás eso, también tienen que agarrar al caltrans y pedirles que les pongan signs en los freeways, diciendo que va a haber un evento, dos semanas antes. No sé cuánto les va a salir pero más o menos de 3 mil a 4 mil dólares. Y luego tienen que conseguir a una compañía que venga y mire las calles aquí en National City, mire las calles, en donde están las casas. Donde pueda la gente meterse por los callenes o las de atrás para llegar a sus casas para que ellos les den toda la información a la gente que vive aquí y comenzaron a sacarnos varios cosas y subió de 8 mil…a 13 mil…a 15 mil, ahorita estamos más o menos de 14 a 18 mil por evento.

En el asiento trasero, el regidor y Vicealcalde de National City, Marcus Bush (camisa verde clara), saluda a los asistentes a la salida de Sweetwater High School en camino de los vehículos a tomar la histórica Highland Avenue. Foto: Horacio Rentería/El Latino San Diego.

¿Pero a qué hora comenzaron y a qué hora terminaron?, le preguntamos

“Comenzamos como a las 9:30 pm y terminamos como las 10:45. Ya estabamos todos en el grupo, en la Walmart diciendo gracias a todos, muy bonito evento, ya vamonos y ya no había ningún carro en Highland de Lowriders. Como para las 10:20-10:30 había a lo mejor dos o tres carros que andaban ahí todavía.  Pero ya se habían ido todos; no entendemos cómo la policía le habló al Jefe de Policía diciéndole que estaba lleno todavía la Highland; eso no fue cierto”.

“Y fíjate: Los policías que estaban ahí no hicieron nada”, continuó, “hubo un grupo de jóvenes que se pelaron ahí y no hicieron nada. Dos muchachas que están en United Lowrider Coalition fueron y les dijeron, oigan están mirando eso, se están peleando y la policía misma le dijo a las muchachas sí estamos mirando pero no nos están pagando para cuidar niños; no estamos aquí para eso; estamos aquí nomás para ver”.

“Entonces las muchachas fueron y les pidieron que se calmaran, que no estuvieran peleando y váyanse a su casa y se fueron. Como de las 9 a las 9:15 mi esposa fue a Price Brakers y le dijo a la policía, ya son las 9 y algo, nos pueden ayudar con los carros y avisarles que ya se acabó el evento o váyanse. Y la policía le dijo a mi esposa: No, no podemos hacer eso.No estasmos aquí para hacer eso”, agregó el líder de la organización.

¿Entonces para qué estaban ahí? Y para qué necesitabamos extra policías si no hicieron nada, de todos modos?, preguntó Marcos Arellano.

El jefe de Policía de National City, José Tellez, a sus flancos (derecho), Mona Ríos y la alcaldesa Alejandra Sotelo-Solís.

La otra versión

Vale recordar que durante una conferencia de prensa durante la segunda quincena de mayo en la que estuvieron presentes la alcaldesa Alejandra Sotelo, el jefe de Policía, José Tellez y la regidora Mona Rios, se adelantó que se harían enmiendas o cambios al Permiso Temporal autorizado por el gobierno local.

Y se agregó que esta decisión se tomó com parte de una recomendación del Departamento de Policía “debido al número sin precedentes de vehículo, y los temas de seguridad pública”.

A pregunta específica de este reportero de si la diferencia que existía entre la coalición y su gobierno se debía al tema de seguridad o el dinero que se le tiene que pagar a la policía local, la alcaldesa Sotelo-Solís respondió entonces de manera categórica:

“No es diferencia; es que cuando aceptamos (por) el sí y  dimos el permiso, es que que iba a ser (el evento) algo más chiquito, pero como tuvimos tanta gente que quiso salir a ver algo que no había sucedido por más de 30 años, la gente llegó”.

La alcaldesa Sotelo-Solís afirmó que la inquietud de su gobierno es porque está buscando garantizar que no se afecte al tráfico (vehicular) y la seguridad del público;

Sin embargo durante la conferencia de prensa, se dio a conocer las tarifas o costo, que tendría que cubrir la Coalición, para poder llevar a cabo el evento, tal y como se había programado:

Los números frios

Este sería el pago, en el día del Cruising, a 6 oficiales de policía (a $152.33 por hora) y a un Sargento ($202.21), que sumaban $6,397.86 (para cubrir el servicio de los oficiales)y $1,415.47 (al Sargento), sumando un total de $7, 813.33.

Entre las observaciones significativas del documento en el que aparecen las recomendaciones se señala que aunque el horario inicial estaba programado para que la caravana de vehículos saliera de las instalaciones de la preparatoria Sweetwater High School a las 6 p.m. y finalizaría a las 9 p.m., durante el primer día no se cumplió con el acuerdo de uso del permiso temporal (TUP).

“Continuó hasta las 11:30 pm”

Se indica en el escrito, elaborado y revisado por el Departamento de Policía de National City que “el evento continuó hasta las 11:30 p.m. aunque el permiso temporal acordaba que terminaría a las 9:00 p.m. “El Cruise (Cruce) comenzó antes de lo que (se acordó) en el TUP, ya que no solo los automóviles comenzaron a circular por la Highland Avenue”, se manifiesta en el documento, “sino que los espectadores comenzaron a instalarse en los estacionamientos a los largo de la calle mucho antes de la hora del inicio real del evento”.